sábado, 30 de junio de 2012

Letanías al Sagrado Corazón - Meditaciones de Juan Pablo II

LETANÍA AL
SAGRADO CORAZÓN 
DE JESÚS

Meditaciones y pensamientos
del Papa Juan Pablo II 

"El mes de junio está dedicado, de modo especial, a la veneración del Corazón divino. No sólo un día, la fiesta litúrgica que, de ordinario, cae en junio, sino todos los días. Con esto se vincula la devota práctica de rezar o cantar cotidianamente las letanías al Sacratísimo Corazón de Jesús."
"Las letanías del Corazón de Jesús se inspiran abundantemente en las fuentes bíblicas y, al mismo tiempo, reflejan las experiencias más profundas de los corazones humanos. Son, a la vez, oración de veneración y de diálogo auténtico. Hablamos en ellas del corazón y, al mismo tiempo, dejamos a los corazones hablar con este único Corazón, que es "fuente de vida y de santidad" . Del Corazón que es "paciente y lleno de misericordia" y "generoso para todos los que le invocan".
"Las letanías del Corazón de Jesús reflejan las mas profundas experiencias del corazón humano" 

"...Doy gracias a la divina Providencia por poder estar con vosotros para alabar y glorificar al sacratísimo Corazón de Jesús, en el que se ha manifestado del modo más pleno el amor paterno de Dios. Me alegra que se mantenga viva siempre en Polonia la buena costumbre de rezar o cantar todos los días del mes de junio las Letanías del Sagrado Corazón..." (Juan Pablo II, de la Homilía que pronunció en Elblaq, el 6 de Junio de 1999, durante  su Viaje Apostólico a Polonia)

Domingo XIII (ciclo b) Guión litúrgico

ENTRADA:
Hermanos: Convocados por el Señor, nos reunimos en su nombre para renovar y profesar nuestra fe, y celebrando la Eucaristía disponernos a recibir la gracia que nos sana y salva. Damos comienzo a la Santa Misa poniéndonos de pie  y cantando...
 

Domingo XIII (ciclo b) Mons. Castagna

Mons. Domingo Castagna
(Arzobispo Emérito de Corrientes)

1 de julio de 2012
Marcos 5, 21-43
          La fe es una respuesta de amor. ¿En qué consiste la fe que dispone de una virtud, que el mismo Jesús reconoce al atribuirle un tal poder?: “Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz…” (Marcos 5, 34). Sin duda no corresponde a dudosas maniobras mágicas o de esotérica procedencia. Es un don de Dios, absolutamente gratuito, que, para ser efectivo o aprovechable por quien lo recibe, reclama una respuesta de amor. Tanto el jefe de la Sinagoga como la mujer enferma “desde hacía doce años” comprueban la amabilidad de Jesús y confían en su poder. La fe es adhesión a la persona de Jesús que logra los mayores prodigios. Buscar a Cristo como una figura mítica, de magnética resonancia, para conseguir un favor - porque se han agotado las demás instancias - no es la fe que salva y cura del pecado. La sanación de las enfermedades no constituye un fin en sí misma, es signo de una operación más importante: el perdón del pecado. El mal del hombre es el desequilibrio moral a que lo somete el pecado o el hecho de obrar el mal. Para recuperar el equilibrio y la paz debe producirse la desaparición de su siniestra raíz y causa. En algunas curaciones Jesús empieza por el perdón: “Ten confianza, hijo, tus pecados te son perdonados”… “Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados - dijo al paralítico - levántate, toma ti camilla y vete a tu casa. Él se levantó y se fue a su casa” (Mateo 9, 2-7).

Domingo XIII (ciclo b) San Jerónimo



Curación de
la hemorroísa
y resurrección
de la hija de Jairo

San Jerónimo

¿Quién me ha tocado?1, pregunta, mirando en derre­dor, para descubrir a la que lo había hecho. ¿No sabía el Señor quién lo había tocado? Entonces, ¿por qué pregun­taba por ella? Lo hacía cómo quien lo sabe, pero quiere ponerlo de manifiesto. Y la mujer, llena de temor y temblorosa, conociendo lo que en ella había sucedido... etc.2 Si no hubiese preguntado y hubiese dicho: ¿Quién me ha tocado?, nadie hubiera sabido que se había realizado un signo. Habrían podido decir: no ha hecho ningún signo, sino que se jacta y habla para gloriarse. Por ello pregunta, para que aquella mujer confiese y Dios sea glorificado.

viernes, 29 de junio de 2012

Domingo XIII (ciclo b) Catena Aurea

          Marcos 5,21-43
          Habiendo pasado Jesús otra vez con el barco a la opuesta orilla, concurrió gran muchedumbre de gente a su encuentro; y estando todavía en la ribera del mar, vino en busca de El uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, el cual luego que le vio se arrojó a sus pies, y con muchas instancias le hacía esta súplica: "Mi hija está a los últimos; ven y pon sobre ella tu mano para que sane y viva". Fuése Jesús con él, y en su seguimiento mucho tropel de gente que le apretaba. En esto una mujer, que padecía flujo de sangre doce años hacía, y había sufrido mucho en manos de varios médicos, y gastado toda su hacienda sin el menor alivio, antes lo pasaba peor, oída la fama de Jesús, se llegó por detrás entre la muchedumbre de gente, y tocó su ropa, diciendo para consigo: "Como llegue a tocar su vestido, sanaré". En efecto, de repente aquel manantial de sangre se le secó, y percibió en su cuerpo que estaba ya curada de su enfermedad. Al mismo tiempo Jesús, conociendo la virtud que había salido de sí, vuelto a los circunstantes, decía: "¿Quién ha tocado mi vestido?" A lo que respondían los discípulos: "Estás viendo la gente que te comprime por todos lados, y dices: ¿quién me ha tocado?" Mas Jesús proseguía mirando a todos lados para distinguir a la que había hecho esto. Entonces la mujer, sabiendo lo que había experimentado en sí misma, medrosa y temblando se descubrió: y postrándose a sus pies, le confesó toda la verdad. El entonces le dijo: "Hija, tu fe te ha curado; vete en paz, y queda libre de tu mal".
          Estando aun hablando, llegaron de casa del jefe de la sinagoga a decirle a éste: "Murió ya tu hija; ¿para qué cansar en vano al Maestro?" Mas Jesús, oyendo lo que decían, dijo al jefe de la sinagoga: "No temas, ten fe solamente". Y no permitió que le siguiese ninguno, fuera de Pedro, y Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegados que fueron a casa del jefe de la sinagoga, ve la confusión y los grandes lloros y alaridos de aquella gente. Y entrando dentro les dice: "¿De qué os afligís tanto y lloráis? La muchacha no está muerta, sino dormida". Y se burlaban de El. Pero Jesús, haciéndoles salir a todos fuera, tomó consigo al padre y a la madre de la muchacha, y a los que estaban con El, y entró a donde la muchacha estaba echada. Y tomándola de la mano le dice: "Talitha cumi"; es decir: "muchacha, levántate, yo te lo mando". Inmediatamente se puso en pie la muchacha, y echó a andar, pues tenía ya doce años: con lo que quedaron poseídos del mayor asombro. Pero Jesús les mandó muy estrechamente que nadie lo supiese; y dijo que diesen de comer a la muchacha.

Teófilato
Después del milagro del endemoniado, obró el Señor otro curando a la hija de uno de los jefes de la sinagoga, cuyo milagro cita el evangelista en estos términos: "Habiendo pasado Jesús otra vez con el barco a la opuesta orilla", etc.

San Agustín, de consensu evangelistarum, 2, 28
Es de observar que lo que se dice de la hija del jefe de la sinagoga lo hizo Jesús cuando pasó a la orilla opuesta. Pero no consta si lo hizo enseguida, o si tardó en hacerlo. Es de creer, sin embargo, que medió algún tiempo, pues de otro modo no hubiera podido celebrarse antes en su casa el convite del que habla San Mateo, y después del cual refiere lo acontecido con la hija de dicho jefe. Así, pues, el evangelista ha tejido su narración de un modo tan ordenado, que lo que ha sucedido después lo refiere después.
"Vino en busca de El, continúa, uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo".

Tu eres Pedro - Benedicto XVI

HOMILÍA DEL
SANTO PADRE
BENEDICTO XVI

EN LA SOLEMNIDAD DE
SAN PEDRO Y SAN PABLO

Jueves 29 de junio de 2006

          Queridos hermanos y hermanas: 
          "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" (Mt 16, 18). ¿Qué es lo que dice propiamente el Señor a Pedro con estas palabras? ¿Qué promesa le hace con ellas y qué tarea le encomienda? Y ¿qué nos dice a nosotros, al Obispo de Roma, que ocupa la cátedra de Pedro, y a la Iglesia de hoy?
          Si queremos comprender el significado de las palabras de Jesús, debemos recordar que los evangelios nos relatan tres situaciones diversas en las que el Señor, cada vez de un modo particular, encomienda a Pedro la tarea que deberá realizar. Se trata siempre de la misma tarea, pero las diversas situaciones e imágenes que usa nos ilustran claramente qué es lo que quería y quiere el Señor.

San Pedro y San Pablo fiesta de la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica - BenedictoXVI

HOMILÍA DEL
SANTO PADRE
BENEDICTO XVI

EN LA SOLEMNIDAD
DE
SAN PEDRO Y SAN PABLO
Miércoles 29 de junio de 2005

          Queridos hermanos y hermanas:
          La fiesta de San Pedro y San Pablo, apóstoles, es una grata memoria de los grandes testigos de Jesucristo y, a la vez, una solemne confesión de fe en la Iglesia una, santa, católica y apostólica.
          Ante todo es una fiesta de la catolicidad. El signo de Pentecostés ―la nueva comunidad que habla en todas las lenguas y une a todos los pueblos en un único pueblo, en una familia de Dios― se ha hecho realidad. Nuestra asamblea litúrgica, en la que se encuentran reunidos obispos procedentes de todas las partes del mundo, personas de numerosas culturas y naciones, es una imagen de la familia de la Iglesia extendida por toda la tierra. Los extranjeros se han convertido en amigos; superando todos los confines, nos reconocemos hermanos. Así se ha cumplido la misión de san Pablo, que estaba convencido de ser "ministro de Cristo Jesús para con los gentiles, ejerciendo el sagrado oficio del Evangelio de Dios, para que la ofrenda de los gentiles, consagrada por el Espíritu Santo, agrade a Dios" (Rm 15, 16).

jueves, 28 de junio de 2012

San Pablo (dibujos animados)

San Pedro - El primer Papa (dibujos animados)

San Pedro y San Pablo (Misa del día) Catena Aurea

Mateo 16,13-19

Y vino Jesús a las partes de Cesárea de Filipo: y preguntaba a sus discípulos, diciendo: "¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?" Y ellos respondieron: "Los unos, que Juan el Bautista; los otros, que Elías; y los otros, que Jeremías, o uno de los Profetas". Y Jesús les dice: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?" Respondió Simón Pedro y dijo: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo". Y respondiendo Jesús, le dijo: "Bienaventurado eres, Simón, hijo de Juan: porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré la llave del reino de los cielos. Y todo lo que ligares sobre la tierra, ligado será en los cielos; y todo lo que desatares sobre la tierra, será también desatado en los cielos".

Glosa
El Señor, después de haber separado a sus discípulos de la doctrina de los fariseos, escoge el momento oportuno para echar en ellos los fundamentos profundos de la doctrina del Evangelio. Y para hacerlo con más solemnidad, el evangelista designa el lugar con estas palabras: "Y vino Jesús a las partes de Cesarea de Filipo".

San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 54,1
Dice Cesarea de Filipo y no simplemente Cesarea, porque hay otra Cesarea que es la de Straton. No es en esta última, sino en la primera, donde el Señor, alejándolos de los judíos, preguntó a sus discípulos, quienes dijeron sin temor y con toda libertad lo que pensaban.

San Pedro y San Pablo (Misa Vespertina) Catena Aurea

San Juan 21,15-19

Y cuando hubieron comido, dice Jesús a Simón Pedro: "¿Simón, hijo de Juan, me amas más que éstos?" Le responde: "Sí, Señor, Tú sabes que te amo". Le dice: "Apacienta mis corderos". Le dice segunda vez: "¿Simón, hijo de Juan, me amas?" Le responde: "Sí, Señor, Tú sabes que te amo". Le dice: "Apacienta mis corderos". Le dice tercera vez: "¿Simón, hijo de Juan, me amas?" Pedro se entristeció porque le había dicho la tercera vez: "¿Me amas?" Y le dijo: "Señor, Tú sabes todas las cosas: Tú sabes que te amo". Y le dijo: "Apacienta mis ovejas". (vv. 15-17)
"En verdad, en verdad te digo, que cuando eras mozo, te ceñías e ibas a donde querías; mas cuando ya fueres viejo, extenderás tus manos y te ceñirá otro, y te llevará a donde tú no quieras". Esto dijo, señalando con qué muerte había de glorificar a Dios. (vv. 18-19)

Teofilacto
Después de la cena, confía a Pedro el gobierno del rebaño universal, no a los otros. Por esto dice: "Cuando hubieron comido, dijo a Simón Pedro, Jesús," etc.

San Agustín, in Ioannem, tract 126
Sabiendo el Señor, pregunta. Sabía el Señor que Pedro no sólo le amaba, sino que le amaba más que todos.

Alcuino
Es llamado Simón de Juan, esto es, hijo de Juan, su padre por la carne. En sentido espiritual Simón quiere decir obediente, y Juan gracia. Y con razón es llamado así obediente a la gracia de Dios, para que se demuestre que el mayor amor de que está poseído, no es, en efecto, de un mérito humano, sino un don de la gracia divina.

miércoles, 27 de junio de 2012

La virtud teologal de la caridad - Juan Pablo I

JUAN PABLO I
AUDIENCIA GENERAL

Miércoles 27 de septiembre de 1978

          «Dios mío, con todo el corazón y por encima de todo os amo a Vos, bien infinito y felicidad eterna nuestra; por amor vuestro amo al prójimo como a mí mismo y perdono las ofensas recibidas. Señor, haced que os ame cada vez más» Es una oración muy conocida entretejida con frases bíblicas. Me la enseñó mi madre. La rezo varias veces al día también ahora; y trataré de explicárosla palabra por palabra como lo haría un catequista de la parroquia.
          Estamos en la «tercera lámpara de la santificación» de que hablaba el Papa Juan: la caridad.

29 de Junio Día del Papa - Mons Aguer (2011)

Oración por el Papa

El 29 de junio; solemnidad de San Pedro y San Pablo, es el día del Papa, oremos por él para que el Señor lo guíe y fortalezca en el desempeño fiel de su ministerio

ORACIÓN POR EL PAPA

Oh Jesús, Rey y Señor de la Iglesia:
renuevo en tu presencia
mi adhesión incondicional a tu vicario en la tierra,
el Papa Benedicto XVI.

martes, 26 de junio de 2012

Tu es Petrus - Lorenzo Perosi

Giovanni Pierluigi da Palestrina - Tu es Petrus

La virtud teologal de la esperanza - Juan Pablo I

JUAN PABLO I
AUDIENCIA GENERAL

Miércoles 20 de septiembre de 1978

          Para el Papa Juan, la segunda entre las siete “lámparas de la santificación” era la esperanza. Hoy voy a hablaros de esta virtud, que es obligatoria para todo cristiano.
          Dante, en su Paraíso (cantos 24, 25 y 26) imaginó que se presentaba a un examen de cristianismo. El tribunal era de altos vuelos. «¿Tienes fe?», le pregunta, en primer lugar, San Pedro. «¿Tienes esperanza?», continúa Santiago. «¿Tienes caridad?», termina San Juan. «Sí, —responde Dante tengo fe, esperanza y caridad». Lo demuestra y pasa el examen con la máxima calificación.
          He dicho que la esperanza es obligatoria; pero no por ello es fea o dura. Más aún, quien la vive, viaja en un clima de confianza y abandono, pudiendo decir con el salmista: “Señor, tú eres mi roca, mi escudo, mi fortaleza, mi refugio, mi lámpara, mi pastor, mi salvación. Aunque se enfrentara a mí todo un ejército, no temerá mi corazón; y si se levanta contra mí una batalla, aun entonces estaré confiado”.

lunes, 25 de junio de 2012

Los Guardianes de la Historia Cap 8 -Ciro Exaltado-


Curación del siervo del centurión - El hijo pródigo

La virtud teologal de la Fe - Juan Pablo I

JUAN PABLO I
AUDIENCIA GENERAL
Miércoles 13 de septiembre de 1978

          Mi primer saludo va a mis hermanos los obispos que veo aquí presentes en gran número.
          El Papa Juan, en unas notas que han sido incluso impresas, decía: “Esta vez he hecho el retiro sobre las siete lámparas de la santificación”. Siete virtudes quería decir, que son fe, esperanza, caridad, prudencia, justicia, fortaleza y templanza. A ver si hoy el Espíritu Santo ayuda al pobre Papa a explicar al menos una de estas lámparas, la primera, la fe.

domingo, 24 de junio de 2012

Creer en la Iglesia Católica

Capítulo 1

San Josemaría
Escrivá de Balaguer

1 Para comenzar, quiero recordaros las palabras que nos propone San Cipriano: se nos presenta la Iglesia universal como un pueblo que obtiene su unidad a partir de la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (De oratione dominica 23; PL 4, 553). No os extrañe, por eso, que en esta fiesta de la Santísima Trinidad la homilía pueda tratar de la Iglesia; porque la Iglesia se enraiza en el misterio fundamental de nuestra fe católica: el de Dios uno en esencia y trino en personas.
La Iglesia centrada en la Trinidad: así la han visto siempre los Padres. Mirad qué claras las palabras de San Agustín: Dios, pues, habita en su templo; no sólo el Espíritu Santo, sino también el Padre y el Hijo... Por tanto, la santa Iglesia es el templo de Dios, esto es, de la Trinidad entera (S. Agustín, Enchiridion 56, 15; PL 40, 259).
Cuando el próximo domingo nos reunamos de nuevo, nos detendremos sobre otro de los aspectos maravillosos de la Santa Iglesia: esas notas que dentro de poco recitaremos en el Credo, después de cantar nuestra fe en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo. Et in Spiritum Sanctum decimos. Y, a continuación, et unam, sanctam, catholicam et apostolicam Ecclesiam (Credo de la Santa Misa), confesamos que hay Una sola Iglesia, Santa, Católica y Apostólica.

sábado, 23 de junio de 2012

Leer la Palabra de Dios en comunión con la Iglesia

Conferencia del
cardenal Piacenza
sobre la Palabra
y el sacerdocio

A los sacerdotes
 de lengua española
de Estados Unidos

“La Palabra de Dios en la vida del sacerdote”
Acerca de la recepción de la
Exhortación apostólica postsinodal
Verbum Domini de Benedicto XVI

Querido Señor Arzobispo:
          Queridos sacerdotes y amigos:
La Exhortación apostólica postsinodal Verbum Domini representa un paso fundamental en el camino de recepción de la Constitución apostólica Dei Verbum del Concilio ecuménico Vaticano II.
          En ese sentido, siempre es bueno recordar que la única auténtica hermenéutica del gran acontecimiento conciliar es la de la continuidad y de la reforma.
          Lo recordó explícitamente el Santo Padre en el Discurso para el intercambio de felicitaciones con ocasión de la Navidad a la Curia Romana del 22 de diciembre de 2005, dando de ese modo, precisamente al principio de Su Pontificado, la indicación de un gran tema que hay que afrontar siempre.
          No existen dos Iglesias católicas, una preconciliar y una postconciliar; ¡si así fuera, la segunda sería ilegítima!
          En la única Iglesia católica, instituida por Nuestro Señor Jesucristo sobre la roca de Pedro y sobre el fundamento de los Apóstoles, es necesario reconocer una profunda unidad histórica, doctrinal y teológica.
          Para que una doctrina pueda ser acogida no debe representar una ruptura con el pasado o con todo el cuerpo doctrinal, sino que debe ser su desarrollo natural, orgánico.

Nacimiento de San Juan Bautista (guión)

ENTRADA:
Hermanos: Hoy celebramos la fiesta del Nacimiento del Precursor del Señor. Es Juan, el Bautista, hijo de Zacarías e Isabel, quien recibió la alegría de la presencia del Salvador ya en el seno materno. Dispuestos a celebrar también con alegría la presencia de Cristo entre nosotros, nos ponemos de pie y cantamos...
 

viernes, 22 de junio de 2012

Santo Tomás Moro ~ Dibujos animados

Santo Tomás Moro Patrono de los Gobernantes y de los Políticos (Juan Pablo II)

CARTA APOSTÓLICA
EN FORMA DE MOTU PROPRIO
PARA LA PROCLAMACIÓN DE
SANTO TOMÁS MORO
COMO PATRONO DE
LOS GOBERNANTES
Y DE LOS POLÍTICOS

JUAN PABLO II
SUMO PONTÍFICE
PARA PERPETUA MEMORIA

          1. De la vida y del martirio de santo Tomás Moro brota un mensaje que a través de los siglos habla a los hombres de todos los tiempos de la inalienable dignidad de la conciencia, la cual, como recuerda el Concilio Vaticano II, "es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo de ella" (Gaudium et spes, 16). Cuando el hombre y la mujer escuchan la llamada de la verdad, entonces la conciencia orienta con seguridad sus actos hacia el bien. Precisamente por el testimonio, ofrecido hasta el derramamiento de su sangre, de la primacía de la verdad sobre el poder, santo Tomás Moro es venerado como ejemplo imperecedero de coherencia moral. Y también fuera de la Iglesia, especialmente entre los que están llamados a dirigir los destinos de los pueblos, su figura es reconocida como fuente de inspiración para una política que tenga como fin supremo el servicio a la persona humana.

El Arca de Noe (Serie: Mi Pequeña Biblia 2)

jueves, 21 de junio de 2012

San Juan Bautista (homilía Juan Pablo II)

SANTA MISA EN RITO LATINO
EN EL AEROPUERTO DE CHAYKA
HOMILÍA DEL SANTO
PADRE JUAN PABLO II

Domingo 24 de junio de 2001
          1. "El Señor desde el seno materno me llamó; desde las entrañas de mi madre pronunció mi nombre" (Is 49, 1).
          Celebramos hoy la natividad de san Juan Bautista. Las palabras del profeta Isaías se aplican muy bien a esta gran figura bíblica que está entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. En el gran ejército de profetas y justos de Israel, Juan "el Bautista" fue puesto por la Providencia inmediatamente antes del Mesías, para preparar delante de él el camino con la predicación y con el testimonio de su vida
          Entre todos los santos y santas, Juan es el único cuya natividad celebra la liturgia. En la primera lectura hemos escuchado que el Señor llamó a su siervo "desde el seno materno". Esta afirmación se refiere, en plenitud, a Cristo, pero, por reflejo, se puede aplicar también a su precursor. Ambos nacieron gracias a una intervención especial de Dios:  el primero nace de la Virgen; el segundo, de una mujer anciana y estéril. Desde el seno materno Juan anuncia a Aquel que revelará al mundo la iniciativa de amor de Dios.

Nacimiento de San Juan Bautista (San Agustín)

De los sermones
de San Agustín
 PARALELO ENTRE LA NATIVIDAD DE JUAN Y LA DE CRISTO
       Celébrase hoy la fiesta de San Juan, cuya natividad hemos ahora oído llenos de admiración al recitársenos el Evangelio. ¿Cuál no será la gloria del Juez si tanta es la de su heraldo? ¿Cuál no será el que ha de venir, si tal es quien le adereza el camino? La Iglesia celebra la natividad de San Juan como fiesta sagrada, y no hay uno, entre todos los Padres a, cuyo nacimiento se celebre solemnemente. Celebramos el de Juan, celebramos el de Cristo; ello no puede carecer de una razón singular, y si nuestras lucubraciones no corren parejas con tan hondo misterio, siempre serán muy provechosos y elevados los esfuerzos para sondearlo.

miércoles, 20 de junio de 2012

Nacimiento de San Juan Bautista - Dibujos animados

Nacimiento de San Juan Bautista (Misa del día) - Catena Aurea

         
 Lucas 1,57-66.80
          Mas a Isabel se le cumplió el tiempo de parir, y parió un hijo. Y oyeron sus vecinos y parientes que el Señor engrandeció su misericordia con ella, y se congratulaban. (vv. 57-58)
          Y aconteció que al octavo día vinieron a circuncidar al niño, y le llamaban con el nombre de su padre, Zacarías. Y respondiendo su madre dijo: "De ningún modo, sino Juan será llamado". Y le dijeron: "Nadie hay en tu linaje que se llame con este nombre". Y preguntaban por señas al padre del niño cómo quería que se le llamase. Y pidiendo una tableta, escribió diciendo: "Juan es su nombre". Y se maravillaron todos. Y luego fue abierta su boca y su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios. (vv. 59-64)
          Y vino temor sobre todos los vecinos de ellos, y se extendieron todas estas cosas por todas las montañas de la Judea. Y todos los que las oían las conservaban en su corazón diciendo: "¿Quién pensáis que será este niño?" Porque la mano del Señor era con él. (vv. 65-66)
          Mientras tanto el niño iba creciendo, y se fortalecía en el espíritu, y habitó en los desiertos hasta el tiempo en que debía darse a conocer a Israel. (v. 80)

San Ambrosio
Si observas con diligencia, notarás que la palabra plenitud nunca se emplea sino en la generación de los justos. Por eso se dice aquí: "El tiempo de Isabel se ha cumplido". La vida del justo tiene, pues, la plenitud. Mas los días de los impíos son vanos.

San Juan Crisóstomo
El Señor quiso retardar el parto de Isabel para que aumentase la alegría y aquella mujer se hiciese más célebre. Por lo cual sigue: "Y oyeron sus vecinos". Los que habían conocido su esterilidad fueron testigos de la gracia divina. Ninguno se marchaba en silencio después de haber visto al infante, sino que alababan a Dios porque lo había concedido de un modo inesperado. 

martes, 19 de junio de 2012

Nacimiento de San Juan Bautista (Misa vespertina de la vigilia) Catena Aurea

          Lucas 1, 5-17
          Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la suerte de Abías; y su mujer de las hijas de Aarón; y el nombre de ella Isabel. Eran ambos justos delante de Dios, caminando irreprensiblemente en todos los mandamientos y estatutos del Señor. Y no tenían hijos, porque Isabel era estéril, y ambos eran avanzados en sus días. (vv. 5-7)
          Y aconteció, que ejerciendo Zacarías su ministerio de sacerdote delante de Dios en el orden de su vez, según la costumbre del sacerdocio, salió por su suerte a poner incienso, entrando en el templo del Señor. Y toda la muchedumbre del pueblo estaba fuera orando a la hora del incienso. (vv. 8-10)
          Y se le apareció el Angel del Señor, puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y Zacarías, al verle, se turbó: y vino temor sobre él. Mas el Angel le dijo: "No temas, Zacarías, porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Isabel te parirá un hijo, y le darás el nombre de Juan: Y tendrás gozo y alegría, y se gozarán muchos con su nacimiento". (vv. 11-14)
          "Porque será grande delante del Señor. Y no beberá vino ni sidra, y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre. Y a muchos de los hijos de Israel convertirá al Señor, que es el Dios de ellos. Y marchará delante de él con el espíritu y la virtud de Elías, para convertir los corazones de los padres a los hijos, y los incrédulos a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo perfecto". (vv. 15-17)

San Juan Crisóstomo
Lucas inicia la narración evangélica con el relato de Zacarías y de la natividad de Juan, contando maravilla antes de maravilla, menor antes que mayor. Pues como había de dar a luz una virgen, la gracia nos prepara a ese misterio, mostrándonos una anciana estéril que concibe. Declara también el tiempo cuando dice: "Hubo en los días de Herodes". Y añadió la dignidad cuando dijo: "Rey de Judea". Hubo otro Herodes, que mató a San Juan; pero aquél fue tetrarca y éste fue rey.

Santa Hildegarda de Bingen 2 - Benedicto XVI

BENEDICTO XVI
AUDIENCIA GENERAL
Sala Pablo VI
Miércoles 8 de septiembre de 2010
Santa Hildegarda de Bingen (2)
Queridos hermanos y hermanas:
Hoy quiero retomar y continuar la reflexión sobre santa Hildegarda de Bingen, importante figura femenina de la Edad Media, que se distinguió por sabiduría espiritual y santidad de vida. Las visiones místicas de Hildegarda se parecen a las de los profetas del Antiguo Testamento: expresándose con las categorías culturales y religiosas de su tiempo, interpretaba las Sagradas Escrituras a la luz de Dios, aplicándolas a las distintas circunstancias de la vida. Así, todos los que la escuchaban se sentían exhortados a practicar un estilo de vida cristiana coherente y comprometido. En una carta a san Bernardo, la mística renana confiesa: «La visión impregna todo mi ser: no veo con los ojos del cuerpo, sino que se me aparece en el espíritu de los misterios… Conozco el significado profundo de lo que está expuesto en el Salterio, en los Evangelios y en otros libros, que se me muestran en la visión. Esta arde como una llama en mi pecho y en mi alma, y me enseña a comprender profundamente el texto» (Epistolarium pars prima I-XC: CCCM 91).

Santa Hildegarda de Bingen 1 - Benedicto XVI

BENEDICTO XVI
AUDIENCIA GENERAL
Palacio Apostólico de Castelgandolfo
Miércoles 1 de septiembre de 2010
Santa Hildegarda de Bingen
Queridos hermanos y hermanas:
En 1988, con ocasión del Año mariano, el venerable Juan Pablo II escribió una carta apostólica titulada Mulieris dignitatem, en la que trata sobre el valioso papel que las mujeres han desempeñado y desempeñan en la vida de la Iglesia. «La Iglesia —se lee en el documento— expresa su agradecimiento por todas las manifestaciones del "genio" femenino aparecidas a lo largo de la historia, en medio de los pueblos y de las naciones; da gracias por todos los carismas que el Espíritu Santo otorga a las mujeres en la historia del pueblo de Dios, por todas las victorias que debe a su fe, esperanza y caridad; manifiesta su gratitud por todos los frutos de santidad femenina» (n. 31).

lunes, 18 de junio de 2012

LA CATEQUESIS DEBE VENCER AL ANALFABETISMO RELIGIOSO

Homilía del Cardenal
Mauro Piacenza
Prefecto de la Congregación para el Clero
en el Congreso Internacional Europeo
sobre la Catequesis
ROMA - 11 de mayo 2012

[Hch. 14,19-28; Sal. 144; Jn. 14,27-31]
Venerados Hermanos y
Queridísimos amigos,
Estoy muy contento de poder celebrar con vosotros esta Eucaristía durante vuestro Congreso. Es de destacar el notable y providencial significado, que la primera Lectura de los Hechos de los Apóstoles, recién escuchada, recoja las palabras con las cuales el Santo Padre Benedicto XVI ha querido encabezar la Carta de convocatoria del Año de la Fe, con ocasión del quincuagésimo aniversario del comienzo del Concilio Ecuménico Vaticano II y el vigésimo de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica, instrumento indispensable para la correcta hermenéutica de los textos conciliares. ¡No podemos olvidar, en efecto, que se trata del Catecismo de este Concilio!

Doctores de la Iglesia: la santidad de la vida y la profundidad de la doctrina los hacen perennemente actuales

BENEDICTO XVI
REGINA CAELI

Plaza de San Pedro
Domingo 27 de mayo de 2012

Queridos hermanos y hermanas:
Celebramos hoy la gran fiesta de Pentecostés, con la que se completa el Tiempo de Pascua, cincuenta días después del domingo de Resurrección. Esta solemnidad nos hace recordar y revivir la efusión del Espíritu Santo sobre los Apóstoles y los demás discípulos, reunidos en oración con la Virgen María en el Cenáculo (cf. Hch 2, 1-11). Jesús, después de resucitar y subir al cielo, envía a la Iglesia su Espíritu para que cada cristiano pueda participar en su misma vida divina y se convierta en su testigo en el mundo. El Espíritu Santo, irrumpiendo en la historia, derrota su aridez, abre los corazones a la esperanza, estimula y favorece en nosotros la maduración interior en la relación con Dios y con el prójimo.

San Juan de Ávila - Mensaje de la CEE con motivo de su declaración como Doctor de la Iglesia

San Juan de Ávila
será proclamado
 Doctor de la Iglesia
el 7 de octubre de 2012

“Sepan todos que nuestro Dios es Amor”
Queridos hermanos:
El Papa Benedicto XVI proclamará próximamente a San Juan de Ávila Doctor de la Iglesia Universal. Así lo anunció en la memorable Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Madrid, donde nos invitó a “volver la mirada” hacia el Santo y a perseverar en la misma fe de la que él fue Maestro.
Pero, ¿quién es San Juan de Ávila?, ¿cuál es la actualidad de su vida y de su mensaje?, ¿qué significa que vaya a ser proclamado Doctor de la Iglesia?

domingo, 17 de junio de 2012

La Creacion: (serie: Mi Pequeña Biblia 1)

Estar bautizados quiere decir estar unidos a Dios - Benedicto XVI

ASAMBLEA ECLESIAL
DE LA DIÓCESIS DE ROMA

"LECTIO DIVINA"
 DEL SANTO PADRE
BENEDICTO XVI
Basílica de San Juan de Letrán
Lunes 11 de junio de 2012

Eminencia,
queridos hermanos en el sacerdocio y en el episcopado,
queridos hermanos y hermanas:

          Para mí es una gran alegría estar aquí, en la catedral de Roma con los representantes de mi diócesis, y agradezco de corazón al cardenal vicario sus buenas palabras.
          Hemos escuchado que las últimas palabras del Señor a sus discípulos en esta tierra fueron: «Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (Mt 28, 19). Haced discípulos y bautizad. ¿Por qué a los discípulos no les basta conocer las doctrinas de Jesús, conocer los valores cristianos? ¿Por qué es necesario estar bautizados? Este es el tema de nuestra reflexión, para comprender la realidad, la profundidad del sacramento del Bautismo.

sábado, 16 de junio de 2012

Devoción de los Cinco Primeros Sábados. Corazón Inmaculado de María

Guión Domingo XI Tiempo ordinario (B)

Entrada:
Reunidos para celebrar la actualización del Sacrificio Redentor, de cuyo fruto depende nuestra vida eterna y con el deseo que la participación en este misterio de fe nos fortalezca para que obremos con caridad, iniciamos la Santa Misa cantando…
Lecturas:
Como un árbol que extiende sus ramas, la Palabra de Dios conservada y transmitida por la predicación de la Iglesia, llega hasta nosotros para iluminar y guiar nuestra vida con la verdad que nos es revelada.

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter