miércoles, 30 de julio de 2014

Máximas de San Juan Bosco sobre la fe y la confianza en Dios

·        Nada te turbe, quien tiene a Dios, lo tiene todo.
·        Animo! La misericordia de Dios es infinita.
·        Como profesión pública de fe, hágase la señal de la cruz con devoción y respeto.
·        Estando junto a la cruz venceremos a nuestros enemigos.
·        El sostén de nuestra paciencia es la esperanza en el premio futuro.
·        Si verdaderamente escucháis a Dios y os acercáis a El, os dará el ciento por uno.
·        Es imposible no vencer las tentaciones acudiendo en tales peligros a la presencia de Dios, Nuestro Señor.
·        Una impresión funesta, recibida en la edad tierna, debida a una conversación imprudente, puede traer como fatal consecuencia la pérdida de fe y de las buenas costumbres.
·        Para vencer en las pruebas más duras se requiere mucha fe en Dios.

Aunque todos yo no (12) Beato Manuel González García


    III.- La Obra por dentro

 

   Como el propósito de este libro es dar a conocer en toda su extensión e intensidad la Obra de los Sagrarios-Calvarios, aun a riesgo de repetir algunos de los conceptos ya emitidos en los anteriores razonamientos, quiero presentar reunidos y ordenados los motivos. Lo que pudiera llamar su meollo teológico.

 

 

LAS RAZONES DE SER DE LA OBRA 

   1.- El número verdaderamente abrumador de Sagrarios abandonados  o solitarios

         Por datos dignos de toda fe, recibidos por mucha diversi­dad de conductos, se sabe que hay muchos Sagrarios que pasan meses y años sin ser abiertos. Que hay pueblos sin Reservado. Que los hay en donde hace años que no se adminis­tra ningún santo Viático. En las mismas capitales, los Sagrarios, especialmente de los barrios extremos, están solitarios casi siempre y si se abren algunas veces, es para dar la sagrada Comunión a lo que se van a casar, con temores muy graves de sacrilegio por ignorancia, irreflexión, falta de ayuno o mala fe. No va siendo raro, antes por desgracia relativamente frecuente, especialmente en algunas regiones de España, encontrar novios que hacen su primera Comunión al comulgar para casarse y hasta ancianos que hacen su primera Comunión en los Asilos en donde son recogidos por la caridad. Hasta tal punto ha llegado el abandono del Sagrario en algunos pueblos, que se ha oído decir a algunos de sus vecinos: aquí no se estila eso...

   2.- Los daños de esos abandonos 

   Tengo la persuasión firmísima de que prácticamente el mayor mal de todos los males y causa de todo mal, no sólo en el orden religioso, sino en el moral, social y familiar, es el ABANDONO del Sagrario.

martes, 29 de julio de 2014

La lectura espiritual - Mons. Héctor Aguer

Reflexión de S.E.R. Mons. Héctor Aguer, arzobispo de La Plata, en el programa "Claves para un Mundo Mejor" (26 de julio de 2014)

Yo he notado que en nuestros ambientes, quiero decir los ambientes religiosos, se habla con frecuencia de la oración y se recuerda la importancia de la oración para la vida cristiana, pero no se habla tanto de lo que la tradición de la Iglesia llama lectura espiritual.
¿Qué quiere decir esto? Es la lectura, en primer lugar, de la Sagrada Escritura, de algún libro religioso o que se refiere a la vida cristiana, a la oración misma, con la intención de ir preparando nuestro corazón para el diálogo con Dios. Porque eso es la oración, hablar con Dios.
Pero muchas veces surge en nosotros espontáneamente ese hablar con Dios o en cambio recitamos algunas oraciones, como las que hemos aprendido en la infancia. Como el Padre Nuestro, por ejemplo, que nos enseñó Nuestro Señor Jesucristo y es la oración por excelencia. Pero vuelvo atrás: la lectura espiritual prepara un ambiente, un ámbito interior, para que podamos desarrollar con otro tipo de espontaneidad, la que viene del Espíritu Santo. Así cumplimos el mandato del Señor de orar, de hablar con Dios.
He citado especialmente la lectura bíblica, la lectura de la Sagrada Escritura. Yo no quiero ser impertinente con ustedes, queridos amigos, pero díganme sinceramente, responda cada uno para sí mismo: ¿quiénes de ustedes leen la Biblia? ¿Quiénes leen por lo menos el Nuevo Testamento, con esa intención de conocer a Jesús, de prepararnos para hablar con Él?.

Ejercicios Espirituales S.Ignacio (28b/28 Final) PARA ALCANZAR AMOR 3 - P. Alfredo Sáenz S.J.

Ejercicios Espirituales S.Ignacio (28a/28) PARA ALCANZAR AMOR 2 - P. Alfredo Sáenz S.J.

Ejercicios Espirituales S.Ignacio (27/28) PARA ALCANZAR AMOR 1 - P. Alfredo Sáenz S.J.

lunes, 28 de julio de 2014

El Concilio Vaticano II frente al pensamiento moderno - Cardenal Joseph Frings – Joseph Ratzinger

Algunas semanas antes del inicio del Concilio Vaticano II, el cardenal Giusseppe Siri, arzobispo de Génova, invitó al cardenal Joseph Frings a dar una conferencia sobre el tema “El Concilio Vaticano II frente al pensamiento moderno”. El anciano arzobispo de Colonia la pronunció el 20 de noviembre de 1961, pero, como estaba saturado de trabajo, pidió ayuda al entonces joven profesor Joseph Ratzinger, teólogo de su confianza, quien escribió todo el texto que, después, fue publicado, obviamente, con el nombre del cardenal. Así llegó hasta Juan XXIII, que lo leyó, y, en una audiencia posterior, abrazó al cardenal Frings, diciéndole: «Precisamente, éstas eran mis intenciones al convocar el concilio». Entonces, el cardenal sintió el deber de revelar al Papa quién era el autor de aquellas páginas. El texto expone las transformaciones profundas que habían ocurrido después del Concilio Vaticano I (1869-1870) y que exigían convocar un nuevo concilio

      La traducción de esta conferencia al castellano es inédita y ha sido realizada desde su original en alemán por la Profesora Esther Gómez de Pedro, con la autorización de Librería Editrice Vaticana.

 

Dos consideraciones previas:

    1. Concilio y Presente

      Los concilios emergen siempre en un determinado momento en el que ponen de relieve la Palabra de Dios, tal como sea necesario en ese preciso momento. Ciertamente, lo que se dice en ellos es válido para siempre, porque la verdad siempre válida se encarna en palabras históricas y ligadas al tiempo, pero, al mismo tiempo, llevan impreso de forma inconfundible el rostro de ese tiempo determinado en el que las exigencias de una situación espiritual muy concreta hacen necesario formular acuciosamente un pensamiento, sellar una palabra que quedará en adelante para la Iglesia como su posesión permanente y recordará siempre ese determinado momento en el que creció y se desarrolló ese pensamiento, esa palabra. Si siempre ha sido tarea de los concilios reconquistar de nuevo el arbitrario pensamiento del hombre con las armas intelectuales que ofrecía cada época y cautivarlo para Jesucristo (2 Cor 10, 5), guiando a la Iglesia a un nuevo crecimiento espiritual y en última instancia a la plenitud en Cristo (Ef 4, 13), también será válido para un concilio cuya misión ha sido caracterizad por el mismo Santo Padre como “aggiornamento” de la Iglesia. Por eso, para el correcto desarrollo de este concilio, será fundamental examinar cuidadosamente el mundo intelectual de hoy, donde hay que colocar de nuevo el candelabro del Evangelio de tal forma que su luz no se transforme bajo el celemín en formas obsoletas, sino que ilumine de forma clara a todos los que viven en la casa del momento actual (Mt 5, 15).

    2. Transformaciones en la situación espiritual desde el Concilio Vaticano I

Análisis teológico de las propuestas del Card. Kasper sobre el matrimonio

 
Propuestas recientes para la atención pastoral de las personas divorciadas y vueltas a casar: un análisis teológico 

(PRO MANUSCRIPTO – de próxima aparición en Nova et Vetera,
edición en inglés, agosto 2014) 

John Corbett, O.P.,*
Andrew Hofer, O.P.,*
Paul J. Keller, O.P., 
Dominic Langevin, O.P.,*
Dominic Legge, O.P.,*
Kurt Martens,
Thomas Petri, O.P.,*
 y Thomas Joseph White, O.P,* 

El papa Francisco ha convocado a un sínodo extraordinario de obispos para octubre de 2014, y un sínodo ordinario de obispos para el otoño de 2015, ambos sobre el tema “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”. Han surgido algunas propuestas iniciales, en particular aquellas que esbozó el cardenal Walter Kasper al dirigirse al consistorio extraordinario de cardenales el 20 de febrero de 2014. En su alocución analizó el estado de la familia, y concluyó con dos propuestas específicas relativas a los divorciados y vueltos a casar, para ser consideradas en el sínodo. Poco después, su discurso fue publicado en italiano, y luego como un pequeño libro (con un prefacio y reflexiones adicionales) en inglés y alemán 1. Sus propuestas son similares a aquellas que han aparecido en los medios de comunicación, en los últimos meses, tal como han sido discutidas por la Conferencia Episcopal Alemana.

Aunque relativamente sencillas en sí mismas, propuestas como estas plantean un sinfín de cuestiones teológicas importantes. Como teólogos católicos con cargos en facultades pontificias o en otras instituciones eclesiásticas, procuraremos ofrecer un análisis de dichas propuestas desde un punto de vista teológico. El objetivo es colaborar con la reflexión que realiza la Iglesia acerca de estas cuestiones clave. En consecuencia, hemos intentado hacer que el análisis de cada asunto sea breve y conciso, comparable a la entrada de una enciclopedia, en lugar de un estudio pormenorizado. Esperamos que de esta manera el análisis pueda servir de referencia académica para los pastores de la Iglesia, y de punto de partida para el desarrollo del debate sobre una cuestión de gran importancia.

Para facilitar la lectura, ofrecemos un esquema de lo que se desarrollará a continuación:

 

A. Resumen de las presentes propuestas.

 

B. Principios generales

1. El matrimonio sacramental es indisoluble

2. La historia de la definición del adulterio y de las enseñanzas de la Iglesia sobre el divorcio

3. El matrimonio es esencialmente un hecho público

 

C. Análisis de propuestas para la administración de la Sagrada Comunión a los divorciados y vueltos a casar

1. ¿Habrá que desesperar de la castidad?

2. Los precedentes de los primeros concilios y de los Padres de la Iglesia

3. La práctica de las iglesias ortodoxas

4. Estas cuestiones se decidieron durante las controversias de la Reforma

5. El precedente de la comunión anglicana moderna: ¿terreno resbaladizo?

6. ¿Comunión espiritual o sacramental para los divorciados y vueltos a casar?

7. El perdón es imposible sin arrepentimiento y firme propósito de enmienda

8. Consecuencias de acercarse a la Sagrada Comunión en estado de pecado grave

9. ¿Se reactiva una teoría moral ya rechazada?

10. Admitir que comulguen las personas vueltas a casar causaría grave escándalo

 

D. Análisis de propuestas para cambiar el proceso de anulación

1. ¿Se necesita una fe auténtica para que el matrimonio sea considerado válido?

2. No se pueden conceder nulidades sin experiencia canónica y procedimientos canónicos

3. Imposibilidad de juicios subjetivos o personalizados en los casos matrimoniales

 

E. Elementos de una propuesta positiva para los sínodos

 

A. Resumen de las propuestas planteadas

Consideramos el reciente libro del cardenal Kasper (basado en su discurso frente al consistorio) como un ejemplo típico de las propuestas que se realizan sobre el divorcio y las nuevas uniones, que serán consideradas por los sínodos. Dado que dicho texto fue minuciosamente preparado y ha sido ampliamente difundido, puede servir como punto de referencia claro y bien conocido. Contiene dos propuestas específicas.

domingo, 27 de julio de 2014

Domingo XVII (ciclo a) Congregación Para el Clero

Domingo XVII del
TIEMPO ORDINARIO
Primera Lectura: 1Re 3,5.7-12
Segunda: Rom 8,28-30
Evangelio: Mt 13,44-52 

Nexo entre las Lecturas

Una característica del hombre es la libertad de elección. La elección es el tema que agrupa los textos litúrgicos, mediante los cuales la Iglesia nos invita a reflexionar para vivir más evangélicamente. En el evangelio el labrador elige vender todos sus bienes para comprar el campo en el que ha descubierto un tesoro, y el mercante de perlas sacrifica todas con tal de obtener una perla preciosa sin comparación. En la parábola de la red barredera ya no es el hombre el que elige, sino Dios mismo, conforme a las elecciones que el hombre haya hecho en su vida. La segunda lectura nos habla de la llamada de Dios y de la consiguiente respuesta-elección del hombre. La figura de Salomón orante, en la primera lectura, muestra que es en el ámbito de la oración donde el hombre se capacita para hacer las elecciones más auténticas.

 

Mensaje Doctrinal

LA CASITA SOBRE LA ROCA - EL TESORO ESCONDIDO


Parábola del tesoro escondido - Para niños


Domingo XVII (ciclo a) Guión Litúrgico


ENTRADA:

Hermanos: Cada domingo nos reunimos para celebrar nuestra pascua semanal, glorificando a Dios y dándole gracias por el amor que nos tiene participando de la Santa Misa que es actualización del Sacrificio Redentor. Dispuestos a participar con fe iniciamos esta celebración cantando…

viernes, 25 de julio de 2014

Domingo XVII (ciclo a) Catena Aurea

Mateo 13,44-52
"Semejante es el reino de los cielos a un tesoro escondido en el campo, que cuando lo halla un hombre, lo esconde: y por el gozo de ello va, y vende cuanto tiene, y compra aquel campo".
"Asimismo es semejante el reino de los cielos a un hombre negociante, que busca buenas perlas, y habiendo hallado una de gran precio, se fue, y vendió cuanto tenía, y la compró".
"También el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en la mar, allega todo género de peces. Y cuando está llena la sacan a la orilla, y sentados allí, escogen los buenos y los meten en vasijas, y echan fuera a los malos. Así será en la consumación del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos, y los meterán en el horno del fuego: allí será el llanto y el crujir de los dientes".
"¿Habéis entendido todas estas cosas?" Ellos dijeron: "sí". Y les dijo: "Por eso todo escriba instruido en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y viejas".
 

San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 47,2

Las parábolas que el Señor puso arriba de la levadura y de la mostaza, dicen relación al poder de la predicación del Evangelio, que debía someter a todo el mundo. Ahora, para manifestar la hermosura y brillo de esa predicación, se vale de la parábola del tesoro y de la piedra preciosa diciendo: "Semejante es el reino de los cielos a un tesoro escondido en el campo". Porque la predicación del Evangelio está oculta en el mundo, y si no vendiereis todo no lo compraréis, y esto lo debéis hacer con alegría, y por eso sigue: "Que cuando halla el hombre, lo esconde."

 

San Hilario, in Matthaeum, 13

Este tesoro se halla gratuitamente, porque la predicación del Evangelio es sin condición. Pero el usar y poseer con el campo este tesoro no puede hacerse sin condición, porque no se pueden poseer las riquezas del cielo sin el sacrificio de algunas cosas de la tierra.

 

San Jerónimo

Mas cuando se esconde una cosa no lo hace por miedo a la envidia, sino por el temor de perder una cosa que se prefiere a las antiguas riquezas y se desea conservar.

La Unidad y Trinidad de Dios - La fe explicada (3)


CAPÍTULO III :LA UNIDAD Y TRINIDAD DE DIOS

 

¿Cómo es que son tres? Estoy seguro que ninguno de nosotros se molestaría en explicar un problema de física nuclear a un niño de cinco años. Y, sin embargo, la distancia que hay entre la inteligencia de un niño de cinco años y los últimos avances de la ciencia es nada comparada con la que existe entre la más brillante mente humana y la verdadera naturaleza de Dios. Hay un límite a lo que la mente humana -aun en condiciones óptimas- puede captar y entender.

Dado que Dios es un Ser infinito, ningún intelecto creado, por dotado que esté, puede alcanzar sus profundidades.

Por eso, Dios, al revelarnos la verdad sobre Sí mismo, tiene que contentarse con enunciarnos sencillamente cuál es esa verdad; el «cómo» de ella está tan lejos de nuestras facultades en esta vida, que ni Dios mismo trata de explicárnoslo.

Una de estas verdades es que, habiendo un solo Dios, existen en El tres Personas divinas -Padre, Hijo y Espíritu Santo-. Hay una sola naturaleza divina, pero tres Personas divinas.

En lo humano, «naturaleza» y «persona» son prácticamente una y la misma cosa. Si en una habitación hay tres personas, tres naturalezas humanas están presentes; si sólo está una naturaleza humana presente, hay una sola persona. Así, cuando tratamos de pensar en Dios como tres Personas con una y la misma naturaleza, nos encontramos como dando cabezazos contra un muro.

Por esta razón llamamos a las verdades de fe como esta de la Santísima Trinidad «misterios de fe». Las creemos porque Dios nos las ha manifestado, y El es infinitamente sabio y veraz. Pero para saber cómo puede ser así tenemos que esperar a que El se nos manifieste del todo en el cielo.

jueves, 24 de julio de 2014

Claves para Comprender la Cultura Contemporánea - Mons. Antonio Marino




Claves para Comprender la Cultura Contemporánea
Un Aporte desde la Relación entre Cristología y Moral
Mons. Antonio Marino


Extracto de la ponencia presentada en el Curso sobre “Cultura y Contracultura en Nuestro Tiempo” del Centro Pieper, pronunciada el día 21 de Abril del 2012 en el CEDIER de Mar del Plata.



I. Cristo y el Hombre

Entre el antropocentrismo y el teocentrismo

Con la encíclica Veritatis splendor, cuyos principales destinatarios son los obispos de la Iglesia Católica, el Papa Juan Pablo II, al proponer los fundamentos de la teología moral, ha buscado llegar a la conciencia de los hombres de nuestro tiempo, poniendo las bases para suscitar un diálogo orientado "no sólo a los creyentes sino a todos los hombres de buena voluntad" (VS 3).

Desde la Introducción de este magno texto, luego de afirmar que "la respuesta decisiva a cada interrogante del hombre, en particular a sus interrogantes religiosos y morales, la da Jesucristo", nos encontramos, en el n. 2, con el texto conciliar de Gaudium et spes 22:

Realmente, el misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado. Pues Adán, el primer hombre, era figura del que había de venir, es decir, de Cristo, el Señor. Cristo, el nuevo Adán, en la misma revelación del misterio del Padre y de su amor, manifiesta plenamente el hombre al propio hombre y le descubre la grandeza de su vocación.

Esta cita de la constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo contemporáneo, puede ser considerada como la referencia obligada y el principio inspirador de todo el magisterio del Papa actual, desde los inicios mismos de su pontificado hasta nuestros días. Prolongaba, de este modo, una pasión que lo movía desde su temprana docencia, cuando siendo un joven teólogo, se había empeñado en mostrar cómo la fe de los cristianos en el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios, brinda a los hombres de pensamiento la clave para superar la tensión instalada en la cultura occidental, desde la edad moderna, entre antropocentrismo y teocentrismo, dos posturas que fueron presentadas como alternativas culturales irreconciliables[1]. En Cristo, Dios y el hombre están simultáneamente y sin contradicción en el centro de la actividad cultural. Así lo afirmaba en su segunda gran encíclica Dives in misericordia:

Cuanto más se centre en el hombre la misión desarrollada por la Iglesia, cuanto más sea, por decirlo así, antropocéntrica, tanto más debe corroborarse y realizarse teocéntricamente, esto es, orientarse al Padre en Cristo Jesús. Mientras las diversas corrientes del pasado y presente del pensamiento humano han sido y siguen siendo propensas a dividir e incluso contraponer el teocentrismo y el antropocentrismo, la Iglesia en cambio, siguiendo a Cristo, trata de unirlos en la historia del hombre de manera orgánica y profunda. Este es también uno de los principios fundamentales, y quizás el más importante del Magisterio del último Concilio (...) [2].

No es difícil señalar en el texto de Veritatis splendor cómo la herencia de la antropología de Gaudium et spes ha dejado múltiples huellas en la doctrina moral del Papa. Numerosos pasajes de la encíclica se apoyan expresamente en ella. Citamos a continuación el número 53, que remite al texto de Gaudium et spes 10:

Poner en tela de juicio los elementos estructurales permanentes del hombre, relacionados también con la misma dimensión corpórea, no sólo entraría en conflicto con la experiencia común, sino que haría incomprensible la referencia que Jesús hizo al "principio", precisamente allí donde el contexto social y cultural del tiempo había deformado el sentido originario y el papel de algunas normas morales (Cfr. Mt 19, 1-9). En este sentido "afirma además la Iglesia que, en todos los cambios, subsisten muchas cosas que no cambian y que tienen su fundamento último en Cristo, que es el mismo ayer, hoy y por los siglos" (GS 10). Él es el "Principio" que, habiendo asumido la naturaleza humana, la ilumina definitivamente en sus elementos constitutivos y en su dinamismo de caridad hacia Dios y el prójimo.

miércoles, 23 de julio de 2014

Máximas de San Juan Bosco sobre los Ejercicios Espirituales

EJERCICIOS

 

   ·        Los ejercicios espirituales son la mejor ocasión para romper ciertas relaciones malsanas.

    ·        Es una gran fortuna hacer los ejercicios espirituales, porque es la oportunidad para asegurarse el paraíso.

    ·        El silencio es uno de los principales requisitos para hacer debidamente y con fruto, los Santos Ejercicios.

·        Durante los ejercicios es importante tratar el problema de la vocación.

·        Dios suele conceder gracias extraordinarias durante los ejercicios espirituales.

·        Los ejercicios espirituales son el tiempo más propicio durante el cual el Señor suele comunicar sus luces y gracias especiales.

·        Cada uno considérese, como si estuviera solo haciendo los ejercicios espirituales y piense que los hace por última vez.

Aunque todos yo no (11) - Beato Manuel González García

2.- LA PROPAGACIÓN
 
   Echadas a volar algunas de las anteriores ideas siendo yo Arcipreste de Huelva, en mi GRANITO DE ARENA, quise contras­tarlas con el sello de la autoridad eclesiástica, para seguridad mía y fecundidad de ellas, y escribí a mi amadísimo Prelado y a todos los venerables Prelados españoles, expo­niéndoles el proyecto y pidiéndoles, caso de merecer su aprobación, la divulgación de la Obra por sus Boletines y su implantación mediante el nombramiento de Directores diocesa­nos.
   El éxito más lisonjero respondió a mis cartas.
   Casi todos los señores Obispos contestaron aprobando con elogio e interés la Obra de Las Tres Marías y se dignaron enviarme los Boletines en que la daban a conocer. Y otros además, nombraron Directores diocesanos para la propaganda y establecimiento de la Obra.
   Entre todos debo y quiero hacer especial mención del que fue mi amadísimo Prelado, el llorando Cardenal Almaraz, por la pronta y expresiva aprobación que dio a la Obra en el Boletín Eclesiástico de la diócesis.
 
   Del Boletín eclesiástico de la diócesis de Sevilla:
 
   "Desea el Rvdmo. Prelado que los señores curas párrocos acojan el pensamiento de la Obra de las Tres Marías, del señor Arcipreste de Huelva. Pues con ser tan sencillo y de tan fácil ejecución, es un medio eficacísimo para estimu­lar la piedad y hacer que los pueblos vivan del espíritu de fe, acompañando al Divino Prisionero, que se ha quedado en los Sagrarios por amor a los hombres".
 
   La Obra, pues, estaba bien nacida, bautizada y confirma­da.
   Copié en hojas sueltas los artículos de Él GRANITO DE ARENA con la noticia de la Obra, y con la bendición del Divino Sembrador, empecé a sembrar hojas por toda España, Portugal y la América latina.
   En poco tiempo, se repartieron cuarenta y cinco mil hojas de propaganda de la Obra.
   Después, ¿quién podría contar el número? Hoy ascienden a millones.
   ¡Y cuánto tengo que bendecir al Corazón Eucarístico de Jesús por las respuestas recibidas! ¡Con qué prontitud, ardimiento y delicadeza ha respondido el amor dolorido por el abandono de los Sagrarios!
   Lo confieso ingenuamente, más de una vez han acudido a mis ojos lágrimas de gozo y consuelo a un tiempo, al leer cartas de párrocos de pueblos, de corazones de piedra para con Jesucristo y su cura, pidiéndome angustiosamente Marías que siquiera en espíritu, acompañen sus Sagrarios tan solos y tan tristes. O almas ignoradas de religiosas y seglares que ofrecen sacrificios y trabajos heroicos para calentar los Sagrarios fríos. De niños y niñas que se constituyen en los únicos adoradores y visitadores de los Sagrarios de sus parroquias. O de enfermos impedidos que, no pudiendo perso­nalmente ir a ningún Sagrario, piden uno para acompañarlo con sus actos de amor, paciencia y ofrecimiento resignado de sus penas y males.
 
   Sí, bendito mil y mil veces sea el Corazón Eucarísti­co de Jesús por esas manifestaciones de amor sufrido, callado, generoso, magnánimo, de tantos corazones heridos por la pena de los abandonos que Él padece.
   Posteriormente han caído sobre nuestra Obra las recomenda­ciones más calurosas y decididas de los Congresos Eucarísti­cos Internacionales de Madrid, Viena, Malta, Lourdes y otros más recientes a más de no pocos nacionales y regionales.
   Con motivo de la celebración del primer Congreso Catequís­tico de Valladolid, a los tres años de fundada la Obra, tuve el inmenso gusto de reunir por dos veces a más de treinta Directores diocesanos y a más de mil Marías de toda España, tomando acuerdos muy trascendentales para la buena marcha de nuestra Obra y de modo parecido, aunque con mucho mayor número, en el Congreso Eucarístico Nacional de Toledo en 1926.
  
   El Episcopado y las Marías

martes, 22 de julio de 2014

ن, el símbolo del nuevo genocidio cristiano en Irak


ن, es la vigesimoquinta letra del alfabeto árabe –nun, nuestra N–, y es el garabato con el que los seguidores del califato del Estado Islámico (IS, Islamic State) están marcando las fachadas de las casas y lugares de culto de los cristianos.

Es la letra que abrevia «nasrani» (nazareno), con la que los islámicos han designado a los cristianos desde el siglo VII. Encima una advertencia en negro «Propiedad del Estado Islámico».

En Mosul acaba de terminar el plazo fijado en la circular distribuida el viernes. El ultimátum vencía el sábado noche: o los cristianos se iban, o se convertían o pagaban la «yizia», el impuesto para los dimmíes. Pasado el plazo, el «califa» les revelaba su destino: «la única opción será la espada».

El enviado especial del diario El Mundo, F. Carrión, describe la situación:

Desde entonces, los altavoces de las mezquitas y los vehículos que patrullan la ciudad habían difundido una amenaza confirmada el viernes en los pasquines repartidos tras el rezo. Entre otras sanciones, a los funcionarios cristianos se les ha retirado el sueldo y se ha dejado de distribuir alimentos a las familias no musulmanas. Sus casas han sufrido, además, cortes de electricidad.

En las últimas horas, decenas de familias -los últimos representantes cristianos de la ciudad- han abandonado el lugar rumbo a las localidades de la provincia de Nínive fuera del control del IS o a la vecina región autónoma del Kurdistán, que ha acogido a los cientos de miles de desplazados por el conflicto. En la desbandada, han padecido los puestos de control de los yihadistas, que –según los testimonios de algunas víctimas– han confiscado bienes y dinero a quienes huían.

En 2003 había millón y medio de cristianos, el 5% de la población. El año pasado no llegaban a 450 mil. Ya no hay. Dramática entrevista al Patriarca sirio-católico Ignacio José III Younan:

– ¿Todavía hay cristianos en Mosul?

Ejercicios Espirituales S.Ignacio (26/28) LA PARUSIA - P. Alfredo Sáenz S.J.

Las armas para vencer al diablo - P. Francesco Bamonte

Entrevista concedidad por el presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, P. Bamonte a Radio Vaticana

 

El Papa Francisco ha mencionado muchas veces al demonio en sus homilías, recordándonos su existencia real y su actuar.

Sin duda, el fundamento de la predicación y de las enseñanzas del Papa Francisco es Jesucristo; pero el Papa nos exhorta a no olvidar lo que la Sagrada Escritura nos dice: que los demonios existen: son ángeles creados por Dios que se transformaron en malvados porque libremente eligieron rechazar a Dios y su Reino, dando origen así al infierno.
Los demonios actúan en la historia personal y comunitaria de los hombres, tratando de propagar entre los hombres la elección del mal. Por eso, no basta saber que existen, sino que es preciso también conocer cómo actúan para prevenir y rechazar sus ataques y no caer en sus trampas.
El Papa ha descrito a menudo cómo actúan los demonios a través de la tentación para separar a los hombres de Cristo. De hecho, quieren que seamos como ellos; no quieren la santidad de Cristo en nosotros, no quieren nuestro testimonio cristiano, no quieren que seamos discípulos de Jesús.
El Papa también ha subrayado varias veces que los demonios –que son repelentes y repugnantes- se disfrazan de ángeles de luz para hacerse atractivos y engañar mejor a los hombres. Jesús en el Evangelio nos enseña cómo luchar y vencer a los demonios con su gracia.

 

¿Cuáles son las armas más poderosas contra el diablo?

El origen del celibato sacerdotal en la Iglesia Católica - Card. Walter Brandmüller

Como historiador de la Iglesia, el cardenal alemán confuta la tesis según la cual el celibato del clero sería una invención del siglo X. No, objeta: tiene origen con Jesús y los apóstoles. Y explica porqué

NOSOTROS SACERDOTES, 
CÉLIBES COMO CRISTO

Card. Walter Brandmüller


Ilustrísimo Señor Scalfari,

aunque no tengo el placer de conocerle personalmente, quisiera volver sobre sus afirmaciones acerca del celibato contenida en su informe sobre su coloquio con el Papa Francisco, publicadas el 13 de julio de 2014 e inmediatamente desmentidas en su autenticidad por el director de la sala de prensa vaticana. Como “antiguo profesor” que ha enseñado historia de la iglesia en la universidad durante treinta años, deseo informarle sobre el estado actual de la investigación en este campo.

En especial, es obligatorio recalcar especialmente que el celibato no se remonta en absoluto a una ley inventada 900 años después de la muerte de Cristo. Más bien son los Evangelios según Mateo, Marcos y Lucas los que refieren las palabras de Jesús al respecto.

Mateo escribe (19, 29): “Y todo aquel que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o hacienda por mi nombre, recibirá el ciento por uno y heredará vida eterna”.

Muy similar es lo que escribe Marcos (10, 29): “Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí quedará sin recibir el ciento por uno”.

Más concreto es Lucas (18, 29ss): “El les dijo: «Yo os aseguro que nadie que haya dejado casa, mujer, hermanos, padres o hijos por el Reino de Dios,
quedará sin recibir mucho más al presente y, en el mundo venidero, vida eterna”.

Jesús no dirige estas palabras a las grandes masas, sino más bien a quienes envía para que difundan su Evangelio y anuncien la llegada del Reino de Dios.

Para cumplir esta misión es necesario liberarse de cualquier vínculo terreno y humano. Y visto que esta separación significa la pérdida de lo que se da por descontado, Jesús promete una “recompensa” más que apropiada.

A este punto se hace notar, a menudo, que el “dejar todo” se refería sólo a la duración del viaje de anuncio de su Evangelio y que una vez terminada la tarea los discípulos habrían vuelto con sus familias. Pero no hay rastro de esto. El texto de los Evangelios, aludiendo a la vida eterna, habla además de algo definitivo.

Ahora bien, visto que los Evangelios fueron escritos entre el 40 y el 70 d.C., sus redactores habrían quedado mal si hubieran atribuido a Jesús palabras a las cuales después no correspondía su conducta de vida. Jesús, de hecho, pretende que todos los que se han hecho partícipes de su misión adopten también su estilo de vida.

Pero entonces, ¿qué quiere decir Pablo cuando en la primera carta a los Corintios (9, 5) escribe: “¿No soy yo libre? ¿No soy yo apóstol? ¿Por ventura no tenemos derecho a comer y beber? ¿No tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer cristiana, como los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas? ¿Acaso únicamente Bernabé y yo estamos privados del derecho de no trabajar?”? Estas preguntas y afirmaciones, ¿no dan por descontado que los apóstoles estuvieron acompañados por las respectivas esposas?

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter